La nueva forma de ingresar a oficinas y edificios residenciales

Algunas inmobiliarias ya la incluyen desde el inicio en la construcción de sus obras

La seguridad en un condominio o edificio residencial es fundamental, un factor determinante a la hora de elegir una vivienda. Hace algunos años, las cámaras eran el boom tecnológico en dicha materia. Luego, llegaron las tarjetas magnéticas, que comenzaron a masificar como medida aplicadas en oficinas, derivando a las propiedades particulares.

Con el paso del tiempo, llegó la biometría, la cual hoy tiene un importante lugar en el mercado. El uso de tecnologías de control de acceso ha crecido enormemente en los últimos años, y las innovaciones están cada día más presentes. Incluso, desde etapas tempranas del proyecto.

Por lo mismo, dos chilenos se unieron para crear Safecard, una aplicación móvil que busca mejorar el control de acceso, vehicular o peatonal, y la seguridad de oficinas: en edificios residenciales, condominios, etc.

¿Cómo funciona Safecard? En pocas palabras, permite controlar el acceso de personas y vehículos. Los propietarios tienen en su teléfono la llave de acceso, con el cual envían una invitación virtual a las personas que desean que entren y definen el tiempo por el que les quieren dar ingreso. Por ejemplo, algún cumpleaños familiar.

De acuerdo con esa autorización, la visita ingresa al edificio mediante un código QR, enviado a su teléfono móvil, que también autoriza la salida. El acceso también puede ser por código numérico, mandado como mensaje de texto al celular, en caso de quienes no tienen un smartphone.

Tal como señalábamos con anticipación, las innovaciones de parte de las inmobiliarias se están dando incluso en etapas tempranas. Algunas ya están construyendo sus edificios con la implementación de dicha tecnología.

Ejemplos hay varios, pero entre las más conocidas encontramos Besalco, Exxacon, Patagonland, entre otras.

La satisfacción del servicio, por parte de los usuarios, es cercana al 92%, y el costo para el residente entra en los gastos comunes y va entre $1.000 y $3.000 adicionales.

 

A %d blogueros les gusta esto: